Entrevista «detrás de la cámara» (5): Ramón

¿Una entrevista exprés? Esta es un buen ejemplo.
Pasé a saludar a los compañeros con los que hacía poco había trabajado y contarles la nueva locura en la que andaba metida y la oportunidad vino sola. Con la ayuda del equipo del que había formado parte, enredamos a mi excompañero de pediatría abusando de su cordialidad y disposición para que aceptara someterse a mi particular interrogatorio.

Para los que os incorporéis hoy a esta sección, he de explicaros que se trata de una serie de encuentros que protagonizaran aquellas personas que al cruzarse en mi vida han dejado su huella en mi camino.
Son Gente de a pie, como tú y como yo. Con sus problemas, sus ilusiones, sus sueños y sus memorias… Gente que si cae, vuelve a levantarse con más fuerza.
Esa Gente que para mí es importante porque desde detrás de la cámara, y con su granito de arena diario, hacen que el mundo siga girando y sea un poco mejor.
A través de una fugaz entrevista entre amigos, mis invitados rasgaran sus vestiduras para compartir contigo un cachito de su faceta más humana.
Con la ayuda de un sofisticado sistema aleatorio (la conocida “mano inocente”), extraigo para cada encuentro, diez papeletas de las 90 totales, en cada una de las cuales hay escrito un número. Cada cifra tiene asignada una pregunta concreta en una lista común. Con ellas elaboro una serie de 10 preguntas cortas que leo junto a mi entrevistado, y a las cuales él responde en la entrevista de forma breve, también.
Después podrán contestar a una Pregunta Plus o al juego Si yo te digo…, tú contestas…

Este es el resultado de la entrevista

Ramón, llegó, como a él le gusta contar, al seno de una familia obrera de la capital española en 1982 durante el transcurso de una tormenta estival. Trabajador incansable desde los 14 años, ha recorrido los sectores de la construcción y la informática. También trabajó como celador en el sector sanitario para costearse los estudios de enfermería.
Actualmente está felizmente casado, es padre de dos hijos preciosos y trabaja como enfermero del servicio madrileño de salud.
De entre sus inquietudes artísticas, como el dibujo y la fotografía, resaltar, que fue “extra” en la película: Y decirte alguna estupidez, como por ejemplo, te quiero.

1. ¿Eres de los que ve la copa medio llena o medio vacía?
—Medio llena, siempre.

2. ¿Cómo sacarías a un hipopótamo de un agujero?
—Uf, no se… Haciendo el agujero más grande.

3. ¿De qué color es el poder?
—Blanco, sin dudarlo.

4. Si fueras invisible por un día, ¿qué sería lo primero que harías?
—Ja, ja, ja… [Me mira con picardía] “Chorizar” alguna cosa y visitar el vestuario femenino de voley playa. Lo típico ¿no?

5. ¿Cómo te ves dentro de 10 años?
—Pues igual, pero un poco más viejo y más calvo.

6. Un libro que nunca olvidarás.
La forja de un rebelde de Arturo Barea.

7. Si fueras una comida, ¿cuál serías?
—Una tortilla de patatas.

8. Pincho o canapé.
—Pues… yo creo que ambos tienen su aquel…

9. ¿Prefieres preparar el desayuno o que te lo preparen a ti?
—A mí me gusta preparar el desayuno.

10. Tu peor defecto.
—Que me cuesta mucho reconocer mis defectos [risas]

PREGUNTA “PLUS”: Elegir una opción:

a) Hacerme una pregunta a mí.
b) Proponer una pregunta al próximo entrevistado.
c) Hacerse una pregunta a si mismo.

Ramón elige la opción b) ¿Cuál es tu secreto peor guardado?

¡Muchas gracias Ramón por someterte a la encerrona! Te debo un café. 😉