Entrevista «detrás de la cámara» (4): Santa Claus

Esta semana os traigo una entrevista muy especial.
Todavía en el avión, con mi portátil en las manos y a punto de subir a la web esta entrevista, sigo temblando de emoción. Este encuentro permanecerá siempre en mi memoria…

Ayer, 28 de diciembre, uno de mis confidentes me dio el chivatazo y corrí como una loca a su encuentro con la esperanza de poder hablar con él.
Resultó sospechosamente fácil que me recibiera y aún más poder llevar a cabo mi sorpresa. Empecé a pensar que se trataba de una broma de mal gusto, pero decidí dejarme llevar… ¡¡qué narices, es Navidad!!

No me está permitido revelar el lugar de encuentro, era la única condición para acceder a recibirme. Solo os puedo decir que nos encontramos en una amplia y acogedora habitación de hotel, cuyo director mandó decorar con un árbol de Navidad enorme y lleno de luz como detalle hacia él. De fondo, Last Christmas
Santa, como me pidió que lo llamase, sentado en uno de los sillones de cuero de la estancia me miraba sonriente. Os juro que intenté mantener la compostura, pero me fue imposible. ¡Era Santa Claus y estaba a mi lado!
Traté de comenzar la entrevista en varias ocasiones, sin éxito. Los nervios me delataban…al final, tras unas risas cariñosas de mi invitado (que yo agradecí), pude empezar.

Esta fue la entrevista:

1. ¿Cómo has llevado el inusual calor de estos días?
—Gracias al aire acondicionado de mi trineo, yo también estoy al día en las nuevas tecnologías. [Me guiñó un ojo] Pero sobre todo, gracias al agua “extra” que me esperaba en todos los hogares que he visitado.

2. Hacía 38 años que no surcabas los cielos europeos con luna llena ¿Qué te ha supuesto esto?
—He tenido que trabajar con más cuidado para que no me vieran y convencer a Rudolph de que los vampiros y hombres lobo no iban a atacarnos. Ho, ho, ho… Pero las vistas han sido espectaculares, ya no las recordaba así.
[Una luz comenzó a parpadear desde mi portátil, era la señal. El momento de mi sorpresa se acercaba…]

3. Sabemos que tienes unos dignos rivales en España ¿qué tal llevas la competencia?
—Pues yo creo que voy ganando. Cada vez son más los niños que solicitan mis regalos. Por algo será…ho, ho, ho.
[Me acerqué a la mesa de centro donde había dejado mi ordenador al llegar y di paso a la conexión. Ante los ojos atónitos de mi entrañable entrevistado aparecieron en la pantalla los Reyes Magos de Oriente, que aunque también habían aceptado la entrevista, desconocían hasta escasos momentos antes, la participación de Santa Claus en ella. Sus caras de asombro lo decían todo. ¡Esta era mi doble sorpresa!]

  Entrevista "detrás de la cámara" (4): Santa Claus

3.1 ¿Y vosotros qué opináis de la competencia?
—Antes que nada, tenemos que decir que no nos habías informado de la presencia de nuestro adversario, pero ya hablaremos de eso luego… [Espero que no me vayan a traer carbón] En cuanto a la pregunta, hemos oído tu respuesta Santa y habría mucho que discutir, seguimos siendo los “Reyes”… ja, ja, ja
— (Santa) Vosotros veréis… pero los datos están ahí. No me digáis que no habéis recibido menos cartas.
—(Reyes Magos) Bueno, bueno… no cantes victoria todavía, aún quedan nueve días para los rezagados.
[No pude resistir estallar en carcajadas, ¡estaban discutiendo como niños!]

—(Santa y Reyes Magos) Ahora en serio, la competencia es sana, incluso nos ayudamos mutuamente. Por ejemplo, cuando por determinadas circunstancias los niños tienen que recibir sus regalos en otras fechas. ¡Nos llevamos muy bien! ¡Hay buen rollito! [Sonrisas]

4. ¿Cómo aguantáis el estrés la noche antes del reparto de regalos? (Sus majestades también me habían concedido el honor de tutearles)
—(Reyes Magos) Liberamos tensiones recorriendo el “Circuito de la Estrella”.
—(Santa) Yo me tomo un chocolate caliente, ho, ho, ho.

5. Santa ¿qué tres regalos les pedirías a los Reyes Magos? Y vosotros Reyes de Oriente ¿qué le pediríais a Santa Claus?
—(Santa y Reyes Magos) Todos estamos de acuerdo en esto; que nadie pierda nunca la sonrisa, que la Paz gobierne el mundo, y que el Amor invada nuestros corazones.

6. ¿Alguna vez os han pillado “in fraganti”?
—(Santa) Recuerdo que hace unos años Rudolph estornudó y tuve que esconderme detrás del árbol de navidad para que los niños de la casa no me viesen. Lo pasé mal, soy difícil de esconder por mi tamaño, ho, ho, ho.
—(Reyes Magos) Una noche pisamos el ruidoso juguete de un perro…¡Uf! menos mal que había balcón. Nos escondimos fuera.

7. ¿Cuál es vuestro lugar favorito para leer?
—(Santa) El salón de mi casa, en mi viejo sillón junto a la chimenea.
—(Melchor) Recostado entre los mullidos almohadones de mi cama antes de conciliar el sueño.
—(Gaspar) En mi buhardilla rodeado de mis libros y disfrutando del silencio.
—(Baltasar) En el jardín de mi casa, acompañado del sonido del agua de la fuente y del aroma del jazmín.

8. ¿Algún plan especial para Nochevieja?
—(Reyes Magos) Pues mira, este año podríamos celebrarlo juntos. ¿Qué te parece Santa?
—(Santa) Estupenda idea. Conozco un lugar con maravillosas vistas… no sé si me explico… [Se guiñaron un ojo. Todos reímos]

9. ¿Qué es lo primero que hacéis después de la “noche especial”?
—(Reyes Magos) Generalmente; darles un buen baño a los camellos, cepillarlos y prepararles su comida favorita.
—(Santa) Estoy de acuerdo, yo hago lo mismo con mis renos. ¡Los tenemos muy mimados!

[Como no quería abusar de la amabilidad de mis invitados y entendiendo que Sus Majestades tenían mucho trabajo aún por hacer y que Santa Claus querría aprovechar su descanso, salté directamente a la Pregunta Plus.]

PREGUNTA “PLUS”: Eligid una opción:
a) Hacerme una pregunta a mí.
b) Proponer una pregunta al próximo entrevistado.
c) Haceros una pregunta a vosotros mismos.

Por unanimidad, eligieron la opción a)

¿No te ha parecido demasiado fácil esta doble entrevista?
—… [No supe contestar. ¿Entonces no fue una sorpresa?]

—(Santa y Reyes Magos) Si no nos equivocamos, hoy se ha cumplido el deseo que buscabas desde niña… ¡¡Feliz Navidad!! 🙂