Entrevista (19): Pablo Daniel Rodríguez

Hoy, mi renovado desván literario tiene el placer de recibir a Pablo Daniel Rodríguez, la mano responsable de ponerle cara a mi nueva edición de Carcelero de Almas y a la campaña promocional del Book Blog Tour que dará comienzo en unos días.

Su potencial no se circunscribe solo a la profesionalidad de su trabajo como diseñador gráfico (el resultado de sus diseños salta a la vista), ¡también es escritor!

No creas que me ha sido fácil compartir este hallazgo con el resto del mundo, mi parte Gollum lo quería solo para ella, je, je.

Puede ser que te incorpores hoy a esta sección, por lo que he de explicarte que habitualmente, se trata de una serie de encuentros que protagonizan algunas de aquellas personas que al cruzarse en mi vida han dejado su huella en mi camino.

Por eso puedo decirte, que he podido comprobar que Pablo, como el resto de mis invitados es Gente de a pie, como tú y como yo. Con sus problemas, sus ilusiones, sus sueños y sus memorias… Es de esa Gente que si cae, vuelve a levantarse con más fuerza. De esa Gente que para mí es importante porque desde detrás de la cámara, y con su granito de arena diario, hacen que el mundo siga girando y sea un poco mejor.

Hoy, a través de una fugaz entrevista como lo hiciera antes con mis otros entrevistados, Pablo, también rasgará sus vestiduras para compartir contigo un cachito de su faceta más humana.

Los que me siguen, saben que con la ayuda de un sofisticado sistema aleatorio (la conocida “mano inocente”), suelo extraer para cada encuentro, diez papeletas de las 90 totales, en cada una de las cuales hay escrito un número. Cada cifra tiene asignada una pregunta concreta en una lista común. Con ellas elaboro una serie de 10 preguntas cortas que leo junto a mi entrevistad@, en este caso Pablo, y a las cuales él va a responder, asimismo, de forma breve.

Después podrá contestar a una Pregunta Plus o al juego Si yo te digo…, tú contestas…

Y así resultó la entrevista con Pablo:

Desde un inusualmente soleado Londres, y a través de unos cuantos correos conseguí que Pablo encontrase un hueco en su apretada agenda para, con un tazón de mate en la mano, contestara a este desenfadado cuestionario.

Con veinticinco años de experiencia a sus espaldas desde que se especializase como diseñador gráfico en Buenos Aires, no ha parado de trabajar en esta área expresando a la perfección una idea sin palabras. Actividad que compagina con otra diametralmente opuesta, escribir, que considera su propósito vital.

Quizá le venga de familia, pues su madre escribe pequeñas historias desde joven, y su hija ganó hace año y medio el concurso de Coca-Cola para jóvenes escritores, de lo cual se siente muy orgulloso.

Apasionado de la aviación civil (planeadores), espera poder licenciarse como piloto en los próximos dos años.

Confiesa ser un «treki» bastante despistado y la mayoría de las veces que sale de su casa no recuerda si ha cerrado la puerta con llave.

Le encantan los peces tropicales y reconoce que podría vivir comiendo solo pizza casera; que amasa cada sábado como ritual de recuerdo a las personas que le enseñaron: la nonna Margarita y la tía Graciela.

Actualmente, Pablo, además de seguir trabajando en una gran empresa de macro-impresión, ha terminado de escribir su primera serie de Ciencia Ficción: Los trabajos de Iktis.

Pablo

  1. ¿Qué personaje de cuento infantil te hubiese gustado ser?

̶  Leí bastante cuando era niño, pero creo que me quedaría con alguno de los personajes de la revista mensual «Lúpin» que se editaba en Argentina hasta hace unos años.

Inventores aficionados, científicos aventureros, un grupo de amigos inseparables que siempre vivían aventuras asombrosas pero muy de barrio; y sobre todo Lupín, el piloto narigón de un viejo biplano que recorría el país viviendo situaciones de todo tipo, aventuras, lecciones de vida y amistad.

  1. Tu palabra favorita es…

̶  Hay palabras que expresan mucho más que su propio significado, no podría elegir a conciencia una entre todas, pero me gusta: «Inspiración»  que viene de la raíz: «en espíritu» e implica estar conectado con otra realidad.
Otra palabra es: «Entusiasmo» que más o menos significa: «con un dios dentro»; y también habla de esa conexión necesaria para vivir una vida con propósito.

  1. Star Wars o Star Trek.

̶ Definitivamente Star Trek, puesto que es un universo más creíble y coherente que la fantástica Guerra de las Galaxias. Soy escritor de Ciencia Ficción y me gusta darle «fondo al asunto». Justificar los que, por qué y para qué de todo lo que sucede en las historias es muy importante para mí.

  1. ¿Cuál ha sido tu mayor atrevimiento en la vida, Pablo?

̶  He tenido momentos de gran atrevimiento y temporadas de aferrarme a lo conseguido. Supongo que soy cíclico, cuando una situación no funciona más no me gusta mantenerla a la fuerza. Emigrar dos veces. Estudiar lo que me apasionaba por las noches, recién casado y con un trabajo horrible. Separarme del amor de mi vida, y seguir siendo los mejores amigos… La vida es un ciclo interminable y creo que lo que consideramos el mayor atrevimiento, muchas veces es la evolución natural de “eso” en lo que nos vamos transformando.

  1. Si fueras un postre, ¿cuál serías?

̶  Supongo que: Dulce de leche. Aunque no soy muy fanático de los postres, prefiero una buena pizza casera.

  1. Lo primero que haces al levantarte es…

̶  Luego de las abluciones de rigor y de odiar a mi espejo, preparo mate y me siento a leer mi lista de tareas; la que voy completando y modificando a lo largo del día anterior. Diseños para hacer, personas que contactar, cuanto he escrito ayer, ideas para cambiar el mundo… Lo normal.

  1. Si tuvieses la atención del mundo entero durante treinta segundos, ¿qué diriías?

̶  ¿Todo el mundo escuchando? Necesitaría bastante tiempo para preparar esos treinta segundos, pero sería algo como esto:

» Presta atención. Ama a los otros como a ti mismo. Por tanto, ámate a ti mismo y respétate lo suficiente para perseguir tus sueños y disfrutar de la vida. Crea un mundo mejor para todos. Abandona la queja y el miedo. Vinimos a esta vida para algo mucho más grande que trabajar, pagar deudas e impuestos. Valora a los tuyos mientras los tienes físicamente. Recuerda amar lo que haces y ser feliz con lo que tienes mientras buscas tu mayor potencial y cómo expresarlo. Vive intensamente»

  1. Pablo, ¿cuál es tu peor defecto?

̶  Soy muy rígido, o lo fui. Quizás no creer en mí mismo; y soy un desastre con el dinero. No entiendo que las cosas llevan tiempo para desarrollarse.

  1. ¿Has conseguido que la vida sea como la soñaste? (Pregunta formulada por mi anterior invitada Lola Mariné).

̶  ¡Hola Lola! ¡Somos amigos en Twitter!

Voy camino a ello, pero me ha costado reconocer en mí los talentos y encontrar el valor para ponerme en marcha. Desde pequeños nos bombardean con estructuras y creencias de personas que han abandonado sus sueños o simplemente quieren manejarnos a su antojo, de manera que, para una mente poco formada y un espíritu simple, es muy difícil entender que existe otra alternativa. El proceso de conocerse a uno mismo, encontrar tu propósito en la vida y ponerse a trabajar en ello es, sin duda, el mayor trabajo que tenemos en la vida.

  1. ¿Piensas que si llegara el fin del mundo se podría evitar?

̶  No pienso que pudiera producirse un fin del mundo como tal. Más bien sería un final de nuestra civilización, un cambio radical en nuestra forma de vida o alguna clase de desastre natural o súper-guerra. El mundo seguiría adelante y en unos pocos millones de años habría otra raza dominante.

Soy una persona bastante espiritual y creo que existen influencias invisibles que compensan toda esta maldad desnuda que nos meten en cada telediario.

El mundo está lleno de actos de amor y bondad, cada día ese amor sostiene nuestras relaciones humanas. Hay poderes que desean dominarnos y nos tienen rendidos en el miedo; es algo casi patológico y somos adictos a ese miedo.

Las sociedades llegan a su fin y es natural, así que en el futuro habrá un gran cambio. La forma y dirección de ese cambio dependerá de nosotros mismos.

Un mundo mejor es posible…

PREGUNTA “PLUS”: Elige una opción:

  1. a) Hacerme una pregunta a mí.
  2. b) Proponer una pregunta al próximo entrevistado.
  3. c) Hacerte una pregunta a ti mismo, y contestarla.

Pablo elige la opción b):

 ¿Qué actividad es la que te aporta mayor sentido de conexión contigo mismo/a y con el universo?

Repito, un placer que hayas visitado mi casa y trabajar contigo. ¡Larga vida y prosperidad! 😉

 

Guardar