Entrevista (12+1): Mercedes Pinto Maldonado

Mi casa abre su humilde puerta hoy a la escritora Mercedes Pinto Maldonado, para celebrar la Semana del Libro. ¡Todo un honor para este martes!

Te has dado cuenta ¿verdad?… ¿por qué no aparece el número 14-1?, pensarás.

Te lo explico. Una de las manías de Mercedes es la de no poner nunca el número que va después del 12, pero ¡¡horror!! fíjate tú por dónde, ¡es justo el número de su entrevista! y por supuesto, no podía ponerlo, así que he salvado el escollo de esta manera. Ya pensabas que había perdido la cabeza ¿eh? Ja, ja, ja.

Puede ser que te incorpores hoy a esta sección, por lo que he de explicarte que habitualmente, se trata de una serie de encuentros que protagonizan algunas de aquellas personas que al cruzarse en mi vida han dejado su huella en mi camino.

Sin embargo, hoy, para serte sincera, he de confesar que he hecho una excepción. No porque el paso de Mercedes no haya dejado huella en mi vida, todo lo contrario, sino porque no he tenido el placer de conocerla hasta ahora.

Por eso puedo decirte, que he podido comprobar que, como el resto de mis invitados es Gente de a pie, como tú y como yo. Con sus problemas, sus ilusiones, sus sueños y sus memorias… Es de esa Gente que si cae, vuelve a levantarse con más fuerza. De esa Gente que para mí es importante porque desde detrás de la cámara, y con su granito de arena diario, hacen que el mundo siga girando y sea un poco mejor.

Hoy, a través de una fugaz entrevista como lo hiciera antes con mis otros entrevistados, mi célebre invitada también rasgará sus vestiduras para compartir contigo un cachito de su faceta más humana.

Los que me siguen, saben que con la ayuda de un sofisticado sistema aleatorio (la conocida “mano inocente”), suelo extraer para cada encuentro, diez papeletas de las 90 totales, en cada una de las cuales hay escrito un número. Cada cifra tiene asignada una pregunta concreta en una lista común. Con ellas elaboro una serie de 10 preguntas cortas que leo junto a mi entrevistad@, en este caso Mercedes, y a las cuales ella va a responder, asimismo, de forma breve.

Después podrá contestar a una Pregunta Plus o al juego Si yo te digo…, tú contestas…

Y así se desarrolló la entrevista con Mercedes:

La fresca brisa refrescaba el atardecer. Desde la terraza de este cortijo malagueño, hoy habilitado como hotel, en plena Serranía de Ronda, se puede descansar el espíritu dejando que la vista se pierda en el infinito. Los castaños, alcornoques y encinas pintan el valle de marrones, ocres y dorados, mientras el aroma del romero y la lavanda circundantes se mezclaban con el humeante té verde perfumando el ambiente. Se respira paz y tranquilidad…

Sí, creo que sí… ¡definitivamente sí! Este hubiese sido el escenario de nuestra entrevista de habernos podido reunir personalmente; cosa que no ha ocurrido por nuestros mutuos quehaceres. Lo sé… ¡una lástima!… pero ¡qué se le va a hacer!

De manera que, ambas suspiramos alto, tragamos saliva y echamos mano del socorrido correo informático…

Mercedes Pinto Maldonado, es una mujer hogareña, sincera y polifacética. Granadina de nacimiento y malagueña de adopción, es una de las más aclamadas autoras de la llamada “generación Kindle”.

Con estudios iniciados en la rama de ciencias (Medicina) pronto se dio cuenta de que aquello era algo circunstancial y decidió dirigir su profesión hacia su verdadera vocación, la literatura.

—Escribir es una manera de dar salida a tantos pensamientos inconclusos…, es para mí como ordenar mi alma –me comenta Mercedes.

Aunque tras un problema con el aguarrás, ya no pinta (también se estrenó con éxito en este campo)  sigue dibujando a veces, para quitarse el gusanillo.

Admite que no soporta la mentira y la mala educación, y que los ruidos y las multitudes le molestan mucho.

Es feliz disfrutando de su familia, le encanta escuchar música y dar largos paseos y reconoce que el verdadero motor de su vida es el amor.

Solidaria con la sociedad en que vivimos, colabora con La Ciudad de los Niños, fundación para la cual ha escrito un cuento y cedido todos los derechos.

Me confiesa que otras de sus manías (aparte de la que ya conocemos) son por ejemplo, no pisar las rendijas de las alcantarillas o no dormirse sin ver un documental y leer un rato.

En sus no pocos años como escritora, Mercedes, ha acumulado en su haber varios best-sellers. Novelas como: El talento de Nano (la primera), La última vuelta del scaife (su preferida), Maldita, Pretérito Imperfecto… entre otras, son obras suyas.

Cartas a una extra

En la actualidad, además de publicar una novela por capítulos en su blog, está pendiente de la publicación de la 2ª parte de su exitosa novela Cartas a una Extraña y está escribiendo otra, que me asegura traerle de cabeza.

 

  1. Mercedes ¿cuál era tu cuento preferido para dormir?

Hansel y Grettel. De pequeña, y también ahora, tenía tendencia a perderme, me encantaba que mi abuelo me recordara este cuento, me parecía genial cómo Hansel marcó el camino tirando migas del pedazo de pan que su madrastra le había dado para poder volver, aunque luego los pájaros se comieran las migas.

  1. Tu palabra favorita es…

—Honestidad

  1. ¿Crees en el destino?

—En parte, naturalmente. Para mí el destino y el azar son la misma cosa, y es innegable que vivimos en un mundo azaroso en el que controlamos una pequeña parte de nuestra existencia. No podemos decidir dónde nacemos, ni a qué familia perteneceremos, ni siquiera el tiempo que nos quedaremos. Ahora, no es menos cierto que dentro de estos avatares que se escapan a nuestra voluntad, tomamos nuestras propias decisiones. Por ejemplo, el destino puede haberme negado tener dos brazos, con lo cual ser neurocirujano será imposible, pero lo que haga con el otro brazo dependerá absolutamente de mí, y, lo más importante, de lo que sí somos los dueños absolutos es de nuestros sentimientos hacia los demás y de cómo respondemos ante ellos.

  1. La felicidad tiene sabor a…

—Hogar.

  1. ¿Cuál es tu peor pesadilla?

—Bombardean mi ciudad y no sé cómo proteger a mis hijos.

  1. Mercedes, una película que te dejó huella.

El estanque dorado. Además de tener unas fotografías bellísimas y de que Katharine Hepburn es mi actriz favorita, la película encierra un menaje muy hermoso: esa vulnerabilidad de los dos ancianos, cómo se necesitan y se cuidan, el miedo que pasan día a día ante la expectativa de quedarse el uno sin el otro… Mi corazón se desborda cada vez que la veo, es de una sensibilidad exquisita.

  1. Si pudieses elegir un “superpoder” ¿cuál sería?

—Cambiar los corazones de la gente, con amor todo se logra.

  1. Elige: los sueños del futuro o la historia del pasado.

—Los sueños del futuro.

  1. ¿Cómo ves la salud del libro en España?

—¿Del libro en papel? Creo que irá desapareciendo lentamente hasta ser un objeto de coleccionistas, como otros soportes utilizados para cualquier tipo de arte: el papiro para escribir, el vinilo para la música, las cuevas para pintar… Pero eso no importa, lo esencial es que no falten historias para soñar.

  1. ¿Alguna vez has enviado una carta a un extraño?

—Sí, a muchas editoriales hace años. Ja, ja, ja… Supongo que no cuenta.

PREGUNTA “PLUS”: Elige una opción:

a) Hacerme una pregunta a mí.

b) Proponer una pregunta al próximo entrevistado.

c) Hacerte una pregunta a ti misma, y contestarla.

Mercedes elige la opción b) ¿Qué harías si supieras que ibas a morir mañana?

—Antes de despedirme déjame darte las gracias por esta oportunidad y a tus lectores por haberme leído hasta esta última palabra. Ha sido un placer.

¡No Mercedes, estás equivocada! ¡El placer ha sido mío! Por cierto, tendremos que quitarnos la espinita de la merienda algún día. 😉